BENDICE Y RECIBE LA CENIZA MONSEÑOR GUSTAVO RODRÍGUEZ VEGA

Miércoles de Ceniza: Inicio de la Cuaresma (Ayuno, Oración y Limosna)

Con la imposición de la ceniza inicia el tiempo de conversión que ofrece la Cuaresma, periodo extraordinario en el cual Dios ofrece la oportunidad de regresar a él.
Este fue el mensaje que Monseñor Gustavo Rodríguez Vega, Obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo realizó a los feligreses que asistieron a la Misa de Bendición e imposición en este Miércoles de Ceniza, acto religioso que se efectuó en punto de las 8:00 de la mañana en la Catedral del Espíritu Santo.
Acompañado del párroco de este templo, Padre Rogelio Lozano Alcorta, Monseñor consideró como bases de este tiempo extraordinario el ayuno, la oración y la limosna como elementos básicos para la conversión de un buen cristiano además de la confesión y arrepentimiento de los pecados.
“Hemos comenzado con el favor de Dios esta cuaresma que es un tiempo extraordinario que Dios nos ofrece para que volvamos a él, nos arrepintamos de nuestros pecados y volvamos a él, dice el Papa que Dios no se cansa de perdonarnos, somos nosotros quienes nos cansamos de pedir perdón mientras haya sincero arrepentimiento siempre habrá perdón”, destacó.
“Todos somos invitados fortalecer la lucha contra el pecado, las tentaciones, fortalecernos ayudados de la oración, de la limosna y el ayuno, esa es la práctica cuaresmal, ojalá que todos se abra al arrepentimiento sincero y que esto trascienda en el bien de la comunidad”, agregó.
De este llamado no están exentos los niños, tal y como lo realizó el profeta Joel.
“Ahora tenemos en la Iglesia un poquito del signo, un poquito de ceniza en la cabeza para recordar que somos pecadores, pero alguien podría decir, pero los niños porque si son bien buenos”, dijo.
“Porque si son niños inocentes llamarlos a la conversión, llamen a los niños incluso a los de pecho, porque si lo niños no son pecadores, para allá vamos al crecer tenemos que ir luchando contras las tentaciones y luchando contra el pecado hay que aprender ya prender bien que hay pecado y que hay tentaciones, hay que aprenderlo bien”, expresó.
Rodríguez Vega recordó uno de los cinco mandamientos de la Iglesia Católica, la confesión.
“Hay un mandamiento de la Iglesia, son cinco los mandamientos que manda confesarse por lo menos una vez al año, el tiempo de la Cuaresma es ideal para cumplir con ese precepto de la conversión anual, pero todos llamados la conversión, porque recibir ceniza la ceniza es signo de muerte y signo de humillación”, consideró.
Finalmente el Obispo Gustavo encomendó este inicio de Cuaresma por el bien de la comunidad.
La oración por supuesto nos fortalece para luchar contra el pecado en nombre de Dios comencemos ese tempo de Cuaresma y que podamos en ese tiempo de Cuaresma siempre reconocernos pecadores con toda humildad, luchar contra todas la tentaciones con limosna, oración y ayuno y disponernos a la gracia del resucitado a nuestra conversión.
Después de realizar el rito de la bendición de las cenizas, correspondió al Padre Rogelio Lozano imponerla en la cabeza de Monseñor, como el primer cristiano en recibirla en el templo y posteriormente el resto de la feligresía entre los que se encontraban alumnos de los Colegios México y San Marcelino.obispocuaresma

Los comentarios están cerrados