Celebran la Primera Jornada Mundial por los Pobres

NUEVO LAREDO TAM- Los enfermos, los migrantes, personas de la tercera edad, damnificados y niños de casas hogares, fueron los invitados especiales de la Catedral del Espíritu Santo, al celebrarse este domingo 19 de noviembre la Primera Jornada Mundial de los Padres, llamado hecho por el Papa Francisco.

Está celebración inició con una misa que ofició monseñor Enrique Sánchez Martínez, quién hizo un exhorto para Monserrat indiferentes ante la situación que padecen los hermanos más pequeños, cómo se consideran a los enfermos, presos, migrantes, pobre, entre otras personas de la sociedad.

Por su parte, aún y dentro de su situación física o económica, el obispo, haciendo referencia a la parábola de los talentos, resaltó que aún siendo pobre, cada persona posee un talento que puede compartir con otra persona necesitada, espiritual y moralmente. “Nadie debe creerse tan pobre que no pueda dar a los demás en lo material, las personas hemos sido bendecidas por Dios en diferentes dones y debemos poner nuestros talentos a producir y no permanecer indiferentes y en omisión”, expresó.

Al término, los asistentes se trasladaron al sótano de la catedral para disfrutar de un platillo de comida, refrescos, aguas y jugos, en tanto comunidades de la catedral amenizaban con cánticos y aplausos su presencia.

Redacción por: Gabriela González Galicia.

Fotografías por: Alejandro Reséndiz.

Los comentarios están cerrados