Celebran XXVI Jornada Mundial del Enfermo

NUEVO LAREDO TAM.- Con una misa y después una brigada médica, fue la manera en la que integrantes de la Pastoral de la Salud celebraron este pasado domingo la XXVI Jornada Mundial del Enfermo que se conmemora cada 11 de febrero.

La misa la presidió monseñor Enrique Sánchez Martínez, obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo y en su homilía exhortó a la población y  los servidores de salud, a ser más sensibles al dolor de los enfermos.

“Ya lo dice el papa Francisco en su mensaje  de esta jornada  mundial, debemos de ser más sensibles al dolor ajeno ante una enfermedad, y de esta manera ayudar al hermano desvalido a poder seguir adelante con su padecimiento”, comentó.

Esta misa se realizó a las 11:30 de la mañana en la Catedral del Espíritu Santo y ahí estuvieron presentes algunos enfermos acomodados de sus familiares o amigos, enfermeras, doctores, psicólogos, dentistas, así como integrantes de la Pastoral de la Salud.

A los trabajadores de la salud, les solicitó a otorgar una atención de calidad, ya que suficiente tiene con padecer un mal que en algunas ocasiones es incurable

“A los enfermos no debemos verlos como si fuera cualquiera cosa el atenderlos, deben de tener la atención debida de acuerdo a su padecimiento, solo dar un trato digno, como lo merecen y no excluirlos, no olvidarlos ahora que tanto nos necesitan”, mencionó.

Al concluir la Eucaristía, integrantes de la Pastoral de la Salud dieron los servicios gratuitos de toma del nivel de glucosa, presión arterial, atención psicológica y dental entre otros servicios a las personas que acudieron a los diferentes módulos que se colocaron en el atrio de la catedral.

Por Gabriela González Galicia.

No se admiten más comentarios