¡Despierten al mundo! Inicia Año de la Vida Consagrada

Pidamos al Señor que en este Año de la Vida Consagrada, ardan en amor los corazones de los consagrados y consagradas, pero que también los sacerdotes, los diáconos, los seminaristas, los laicos comprometidos, los matrimonios y todos los miembros de nuestra Iglesia, demos sentido y razón de ser a la vocación de cada uno de nosotros en la vivencia de la caridad, amando a Dios y a nuestro prójimo.

+Gustavo Rodríguez Vega

Obispo de Nuevo Laredo

Los comentarios están cerrados