En oración despide Diócesis de Nuevo Laredo Pontificado de Benedicto XVI

despedida_benedicto_xvi_n-672xXx80
El repique de campanas de todas las parroquias locales, en punto de las 1 de la tarde y una oración simultánea en la Catedral del Espíritu Santo y el Obispado, fueron parte de la despedida que la Diócesis de Nuevo Laredo, dio a Benedicto XVI ayer,  al dejar su pontificado.
El Obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega, manifestó que con estas oraciones simultáneas se pide a la grey católica su oración durante los próximos 15 días y durante el conclave, con el propósito de que Dios envíe aun Papa joven, saludable que pueda seguir trabajando por el bien de la Iglesia Católica.
De su trato con Benedicto XVI,  recordó la última vez que estuvo con él.
“A diferencia del Papa Juan Pablo II, que en las audiencias, al saludar a tanta gente en ocasiones no veía a quien saludaba, era mucha la gente, el Papa Benedicto tomó mis manos, las entrelazó y me dijo ¿Qué hace usted aquí?, y le dije vengo a celebrar mis Bodas de Plata sacerdotal, vengo con mis compañeros de ordenación y me dijo salúdemelos mucho, así fue el trato con el Papa Benedicto XVI”, comentó.
Dijo que durante los próximos 15 días, tentativamente se realizará el conclave, fecha en la que se estima que los cardenales ya estén reunidos en el Vaticano para iniciar con el proceso de elección del nuevo sucesor de San Pedro.
Consideró que en tanto la Sede Papal esté vacante, no debe existir zozobra en la feligresía.
“Por ello, cada Diócesis tiene a sus obispos, quienes siguen el plan pastoral, lo único que está vacante es la sede de la Iglesia católica, pero ya se elegirá a la persona más indicada para estar en ese cargo, por ello se requiere de nuestra permanente oración”, concluyó.

Los comentarios están cerrados