Llama a la civilidad después de la jornada electoral

Ahora que se han dado a conocer los resultados de las elecciones de este pasado domingo, un llamado a la civilidad, es el que realiza monseñor Enrique Sánchez Martínez obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo.
El obispo Enrique emitió su voto en la casilla 0874 01 contigua que se ubica en la primaria Lázaro Cárdenas, alrededor de las 3:30 de la tarde.
Sin revelar el nombre de los candidatos que consideró ideales para gobernar, confesó que el voto que emitió fue cruzado.
“Yo no voté por un solo partido, mi voto fue razonado y de acuerdo a las propuestas que presentó cada candidato. La última semana tuvimos la oportunidad de escuchar a todos los candidatos a presidentes municipales tanto a los independientes, los escuchamos con atención, fue una experiencia muy bonita, ellos fueron a ver al clero, la vida consagrada y abiertos a preguntas y todo. No puedo decir por quién voté, pero no dí todos los votos a un sólo partido, yo lo distribuí en varios partidos”detalló.
Consideró que una vez que la ciudadanía ya emitió su voto, adquiere un compromiso de mantener bajo vigilancia a los nuevos gobernantes para que éstos cumplan con las promesas de campaña que les otorgó el triunfo sobre sus contrincantes.
“Los candidatos lo saben muy bien y se han comprometido en esa línea del bien común del pueblo, de la gente, yo hago un llamado a las personas que han votado a que continúen vigilando a los gobernantes, porque la responsabilidad no termina aquí, aquí se adquiere una responsabilidad de estar vigilando que cumplan sus promesas, eso es parte de la democracia y parte de ser ciudadano. Hay un pasaje que lo he puesto varias veces en algunos artículos sobre este tema, el Papá Juan Pablo II dice que el ciudadano responsable y católico debe de darle seguimiento y si vé que no cumple debe hacer todo lo posible por quitarlo porque no ha cumplido lo que promete”, manifestó.
De igual manera externó su apoyo a los nuevos gobernantes, con quienes aseguró se trabaja por el bien común de la población de Nuevo Laredo.
“Es una experiencia cívica, patriótica porque de ésta manera nos hacemos responsables de los destinos de nuestro país, de nuestro estado, de nuestro municipio, de ésta manera nos hacemos responsables, sino contribuimos a una sociedad más democrática, yo creo que los problemas que tengamos se resuelven de esta manera. Yo tengo un respeto muy especial a los gobernantes y muy cercano, sea del partido que sea y los que salgan electos serán muy bien recibidos y trabajaremos junto con ellos, especialmente en nuestro municipio, aquí en el estado de Tamaulipas quienes salgan de diputados y senadores, porque somos a un mismo pueblo al que servimos” declaró.
Finalmente deseó que después de la jornada electoral y los siguientes días, se mantenga el clima de paz y tranquilidad que prevaleció durante el desarrollo de las votaciones.

Por Gabriela González Galicia

Los comentarios están cerrados