Llevan a cabo obispos fronterizos reunión Tex-Mex

REUNIÓN TEX-MEX DE OBISPOS DE LA FRONTERA.

IMG_20170215_23265913-15 FEBRERO DE 2017

Llenos de mucha esperanza se llevó a cabo la reunión Tex-Mex, en la Basílica de Nuestra Señora de San Juan del Valle en San Juan, Texas, perteneciente a la Diócesis Brownsville, con la asistencia de 10 obispos de EU, 9 por México, y el Nuncio Apostólico de EU, Mons. Christophe Pierre, como invitado especial, además de sacerdotes, religiosas y laicos que trabajan en la atención a los hermanos migrantes, en ambos lados de la frontera. Acompañaron a nuestro obispo Mons. Enrique Sánchez Martínez, el Pbro. José Alfredo Cuellar Cervantes, Coordinador de la Pastoral Social diocesana y el Pbro. Giovanni Bizzotto, CS, Director de la Casa del Migrante Nazareth.

Mons. Raymundo Peña, obispo emérito de Brownsville, habló sobre la historia de las reuniones Tex-Mex, que empezaron a realizarse en el año de 1986. Como fruto del Sínodo para América celebrado en Roma en 1997, en el que san Juan Pablo II insistió en la unidad y solidaridad de todo el Continente, en 1998 se estableció la Conferencia Eclesial Fronteriza. Se requería empezar con la unidad de las Iglesias en Texas y en la frontera norte de México. La atención a los migrantes en primer lugar: albergues, relaciones entre gobierno y sociedad civil, y relación entre las diócesis fronterizas. Lo que se buscaba era incrementar la coordinación ya existente, para lograr una todavía mayor colaboración. Fruto de ello, fue la realización del primer documento binacional llamado: “Juntos En el camino de la esperanza ya no somos extranjeros”, del año 2002.

El martes 14 de febrero visitaron el Centro de Detención para migrantes de McAllen, y después el Albergue de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, atendido por la Hna. Norma Pimentel y un equipo de voluntarios. Ahí oyeron a los cónsules de México, Honduras, El Salvador y Guatemala; al Mayor de la Ciudad de McAllen, al Jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle de Río Grande y el Corredor del Sur de Texas, y a líderes de otros credos religiosos, como el Rabino y el Imán de la ciudad. Todos ellos reconocieron la gran labor de la Iglesia Católica a favor de los migrantes, y reafirmaron la importancia de tratarlos con dignidad;

Por la tarde la Basílica de Nuestra Señora de San Juan del Valle, fue el espacio donde los Señores Obispos de ambas fronteras acompañados por el Nuncio Apostólico en EU, Mons. Christophe Pierre y los sacerdotes presentes concelebraron para dar gracias a Dios. Así lo indico Mons. Pierre en la Homilía exhortándolos a darse cuenta que la Iglesia debe ser una levadura para el mundo y sal que de gusto a través del testimonio. Al concluir la Eucaristía se tuvo una conferencia de prensa donde se presentó el Comunicado que emitieron los obispos en conjunto y que se titula: “El clamor de Cristo en el migrante nos urge”. En la presentación participo nuestro obispo, Mons. Enrique Sánchez Martínez.

Finalizó la reunión el miércoles 15 con el compromiso de seguir trabajando en los temas que son comunes a los obispos tanto de México como de Estados Unidos en la frontera norte. Recordando que el tema de la migración no es algo nuevo, sino algo que se viene ya tratando desde hace años, pero que en estos momentos nos interpela de tal forma que través de Caridades Católicas en EU, y de las diversas Casas de migrantes en México, se continuara ofreciendo un servicio de calidad a los migrantes, que implica lo espiritual, lo legal, la asistencia material, y familiar.

Los comentarios están cerrados