Misa Crismal. Miércoles Santo.

Ante una Catedral del Espíritu Santo repleta por feligreses de las diferentes parroquias de la ciudad, ayer a la s 12 del mediodía, la gran mayoría de los sacerdotes de la Diócesis de Nuevo Laredo, participaron en la Misa Crismal del Miércoles Santo.
En esta celebración que originalmente debe realizarse el Jueves Santo, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega bendijo los Santos óleos y renovó los votos sacerdotales de su presbiterio.
En su mensaje a la comunidad Monseñor Gustavo Rodríguez reconoció algunas graves faltas que se han cometido dentro de la Iglesia Católica en diferentes partes del mundo, por lo que solicitó a la Grey Católica orar por ellos,
“Somos seres humanos, podemos cometer faltas, por eso les pido que oren por nosotros y no se unan a las personas que se han dedicado a desprestigiar a la iglesia católica valiéndose de estas graves faltas que algunos sacerdotes han realizado y que son reprobables”, comentó.
Celebró el Pontificado de el Papa Francisco, e hizo un llamado a su presbiterio a seguir su ejemplo y a la vez advirtió.
 “Nuestro Santo Padre ha dado un ejemplo de sencillez, de austeridad, de ser una persona modesta y que se preocupa por los más necesitados debemos hacer lo mismo, velar por las clases más desprotegidas de nuestra Diócesis, velar por ellos, fisica y espiritualmente en este Año de la Fe ”, solicitó.
“A la vez estén muy atentos, ya que este ejemplo de sencillez que nuestro Papa Francisco ha mostrado ante todo el mundo, será utilizado por aquellas personas que quieren dañar a la iglesia contribuir a su desprestigio, señalando la manera en como algunos Obispos viven, si son ostentosos o no”, manifestó.
Momentos después de que el presbiterio participara en el rito de renovación de votos, Monseñor Gustavo continuó con la consagración del Santo Crisma y la bendición del óleo de los Enfermos y los Catecúmenos.
Monseñor Gustavo aprovechó esta celebración para reiterar el aprecio especial que tiene hacía su presbiterio.

Los comentarios están cerrados