Nombran al padre Filiberto Cervantes Esquivel nuevo párroco de San José de la colonia Victoria

14374542_570960729756567_2075712767_o 14360539_570960746423232_515559869_o

Es el padre Filiberto Cervantes Esquivel, el nuevo párroco de Sn José, templo ubicado en la colonia Victoria y el que permaneció sin párroco durante casi dos meses, después de que su anterior responsable sacerdote Felipe Arias permaneciera en él durante los últimos siete años.

Fue la tarde de este pasado viernes, cuando el obispo Enrique Sánchez Martínez le dió posesión al padre Fili, como cariñosamente llaman sus feligreses. El rito de posesión inicio con la entrega de las llaves del templo que Sánchez Martínez le otorgó a Cervantes Esquivel.

El acto continuó con la lectura del nombramiento que el canciller de la diócesis Gustavo Zamora Carreño dio al documento, el cual fue firmado por el obispo y Filiberto Cervantes. Este compromiso fue reafirmado con el juramento que el sacerdote de San José realizó al colocar su mano derecha sobre la biblia.

Así continuó la ceremonia con la entrega del ambón, pila bautismal, confesionario, altar, sagrario, campanario, sede, además de revestirse con la casulla de nuevo párroco y posteriormente sentarse en la sede de la parroquia como nuevo párroco.

En su homilía, el obispo Enrique destacó la misericordia que tanto el párroco, personal administrativo y los mismos responsables de grupo deben tener con sus feligreses.

“Como nos lo pide el Papa Francisco, la misericordia nos hace ser nuevos, experimentar una vida nueva si es como debemos reflexionar sobre nuestra parroquia. Hoy comenzamos una nueva etapa con su párroco y tenemos la posibilidad de no hacer las cosas. La parroquia debe ser la que cura las heridas como un hospital en el que se cura todas las enfermedades en la familia”, expresó.

Para concluir la Eucaristía el padre Felipe brindó unas palabras de despedida a su feligresía, solicitándoles apoyar a su nuevo párroco. En tanto Filiberto Cervantes agradeció las muestras de apoyo de la gente y solicitó mantenerse unidos y trabajar juntos por el bien de la comunidad.

Finalmente al terminar la misa todos celebraron en el patio de la parroquia la llegada de su párroco.

Los comentarios están cerrados