Nuevo Laredo tiene Santuario Guadalupano (FOTOGALERÍA)

Con la lectura del Decreto de Elevación fue como este sábado 9 de junio pasando de las 6:00 de la tarde la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe después de 56 años de haber sido erigida se elevó a Santuario Diocesano.

“El santuario de Guadalupe es Dios, es el rostro de tantos migrantes”, fue una de las frases que ayer se escucharon durante la lectura del decreto que realizó el presbítero Luisa Penna Ciriaco en su calidad de Vicario de la Diócesis de Nuevo Laredo.

Éste acontecimiento histórico se realizó en el marco de la celebración del Inmaculado Corazón de María e inició a las 5:00 de la tarde, con una peregrinación que encabezó monseñor Enrique Sánchez Martínez obispo de la Diócesis local.

Al contingente le abrían paso dos grupos de danzantes, seguidos del párroco del Santuario Armando Arizola Garza, sacerdotes, religiosas y feligreses de diferentes edades.

El punto de partida fue la Plaza 1 de Mayo, las calles que se recorrieron en procesión con una gran imagen de la Morenita del Tepeyac fueron Canales, Riva Palacios, Dr. Mier y Héroes.

En su recorrido, los transeúntes pudieron observar la procesión, algunos incluso recibieron la bendición por parte de monseñor Enrique.

En algunos hogares se unieron para rendir tributo a la Virgen Morena, por ello, sacaron sus imágenes de la Virgen de Guadalupe fuera de sus casas.

Al llegar al templo, se inició con la ceremonia dando lectura al decreto, documento que ya había sido firmado monseñor Enrique Sánchez, quién lo entregó al párroco Armando Arizola Garza, acción que fué aplaudida por todos los presentes.

En su homilía el obispo hizo un exhorto para mantener un acercamiento con María cómo todo hijo lo hace con su madre.

Consideró que un Santuario Diocesano es un lugar muy necesario en una ciudad que atraviesa por momentos difíciles.

“Aquí necesitamos este lugar, María es una captura de los migrantes, incluso en mi escudo de obispo está la mirada de la Virgen María viendo a una familia de migrantes cruzar y a si es María con todos nosotros, no nos aparta de su mirada y no lo hagamos nosotros”, señaló.

Fue en el año de 1962 cuando se erigió ésta parroquia ahora Santuario Diocesano, ubicado en la colonia Hidalgo de Nuevo Laredo.

Será cada 12 de mes, cuando grupos de feligreses de diferentes parroquias, grupos y sectores harán presencia en este Santuario.

Por Gabriela González Galicia

No se admiten más comentarios