Termina el Año Santo de la Misericordia. Clausura de la Puerta Santa en Catedral.

Clausura Puerta Santa en Catedral del Espíritu Santo, Nuevo Laredo

Ser misericordiosos con los más necesitados, como son los enfermos, pobres, presos, migrantes entre otros sectores vulnerables de la sociedad, es el llamado que ayer realizó el Obispo Enrique Sánchez Martínez después de clausurar la Puerta Santa de la Catedral del Espíritu Santo.

Fue cerca del mediodía, cuando cientos de personas de las diferentes edades se reunieron en el atrio de la catedral para escuchar uno de los últimos mensajes de monseñor Enrique Sánchez Martínez sobre el Año Jubilar de la Misericordia.

«Hoy cerramos la Puerta Santa, a un año de haberla abierto, el obispo Jorge Cavazos le tocó abrir la Puerta Santa como Administrador Diocesano, ahora a mí me tocó culminar este Jubileo de la Misericordia», manifestó.

Sánchez Martínez señaló que nadie está excluido de ser misericordioso con quien más lo necesita. «Durante el año estuvimos recibiendo gracias, recibimos dones de Dios cada vez que cruzabamos para entrar por la Puerta Santa, era un signo de entrar a la Iglesia, de estar purificados y recibir el amor de Dios, el cerrarla no significa que ya no va a ver, sino que se termina un año, pero la Iglesia continúa recibiendo esa gracia de Dios», detalló.

El pasado 18 de diciembre cuando la Puerta Santa se abrió en la Diócesis de Nuevo Laredo, en las siguientes parroquias: Catedral del Espíritu Santo, Santo Niño, Nuestra Señora del Refugio, Dios Padre Providente, San Miguel Arcángel en Bustamante, Nuevo León.

El acto que ayer se vivió en estos cinco templo también se efectuó en todas las Diócesis de México y del mundo.

Será el próximo domingo 20 de noviembre cuando el Papa Francisco cierre la Puerta Santa en El Vaticano.

No se admiten más comentarios