Miércoles de Ceniza. Preside Mons. Enrique Sánchez Martínez eucaristía.

NUEVO LAREDO, TAM.- En una misa solemne, ayer Miércoles de Ceniza inició la cuaresma, fueron cientos de estudiantes de colegios católicos, los que acompañados de sus papás y maestros participaron en esa eucaristía.

Esta misa inició a las 8:00 de la mañana en la Catedral del Espíritu Santo, aquí, el obispo Enrique Sánchez Martínez, acompañado por el Padre Rogelio Lozano Alcorta explicó la importancia de este tiempo extraordinario de 40 días en el cual se invita a las personas a la oración, el ayuno y la conversión, además de ser compasivo con el prójimo.

“Iniciamos este día miércoles de ceniza, iniciamos la cuaresma, un tiempo especial dentro de la vida de la iglesia, un tiempo de gracia porque el Señor nos acompaña, un tiempo también de penitencia porque nos vamos a comprometer a reparar nuestras faltas un tiempo de oración para dirigirnos a Dios, un tiempo de ayuno especial mente este día, un tiempo de hacer sacrificio para cambiar nuestras vidas”, manifestó.

Basándose en el mensaje de cuaresma 2017 que emitió el Papa Francisco Sánchez Martínez exhortó a la gente a recorrer el camino correcto y ser compasivo con los semejantes. “El Papa propone par la cuaresma aquel pasaje del evangelio de Lázaro y el rico, donde Lázaro pide de comer a un rico que no lo ayuda, el mensaje de la cuaresma es hacer las cosas bien, es pedirle ayuda a Dios, pero uno hacer las cosas bien, hay que ayudar y compartir y no esperar a que estemos en el juicio final, no hay que esperar hacer cosas malas para poder reaccionar”, dijo.

Los comentarios están cerrados