“LA VIDA LAICAL ES UNA POTENCIA REAL PARA TRANSFORMAR EL MUNDO”

20130307cnsbr14408

CARDENAL ROBLES ORTEGA

Mar 15, 2016

Por motivo del 9° encuentro Nacional de presidentes y asistentes del consejo y direcciones diocesanas laicos que se está realizando en esta Iglesia de Guadalajara, quisiera compartirles más que una propuesta, una experiencia saben que la semana pasada fuimos convocados por el Pontificio Consejo para América Latina voy a tratar un tema que tiene que ver precisamente con los laicos, el tema fue: la visión, la vocación y la misión de los laicos en la vida pública de nuestros pueblos de Latinoamérica.

Y lo primero que tratamos fue un análisis ¿cuál es el status, la referencia de la acción laical en los distintos países de América Latina y del Caribe? Y resultó una constante, casi en todas la iglesias de América Latina y El Caribe el laicado está más promovido y más activo en acciones que tienen que ver con actividades al interior de la Iglesia, digamos por ejemplo la catequesis, la asistencia a los enfermos, servicio de la caridad, las celebraciones de la palabra, ministerios al interior de la Iglesia.

Pero todos los países reportamos un alto déficit de la presencia de los laicos y de la acción de los laicos en la vida pública, es decir, en el mundo de la política, en el mundo de la economía, en el mundo de la educación, en el mundo de los movimientos sociales, en todos los ámbitos en los que se desarrolla la vida humana hay una marcada, preocupante, así se dijo, preocupante ausencia en la actividad propia de los laicos en esos ambientes.

Y al mismo tiempo que se señalaba este déficit, se analizaban las causas, saben una de las causas más sobresalientes, ¿saben cuál fue?  -El Papa ya hizo mención cuando durante el Encuentro Mundial de la Juventud, cuando se encontró con los dirigentes del CELAM y les dijo: ese mal que tenemos nosotros los sacerdotes de querer clericalizar a los laicos, una de las causas de esta ausencia, de este déficit, es que nosotros los pastores, hemos querido clericalizar a los laicos, es decir, traerlos a nuestro terreno y buscar que hagan las cosas que más nos corresponden a nosotros. Pero el Papa también señalaba que este déficit, corresponde al gusto de los laicos por ser clericalizados, por que esto los libera de toda responsabilidad. Entonces hay que destrabar esta situación. Y al final del encuentro del CELAM, el Papa volvió a insistir: Un vicio de América Latina es la clericalización. –

Pero también se ve como causa de esta ausencia de los laicos en la vida pública: una falta de formación, no obstante que existe el valioso tesoro de la Doctrina Social de la Iglesia, muchas veces solo se menciona o solamente se dan cursos aislados a propósito de que surge un documento, sale una encíclica, entonces se promueve la lectura, el estudio, pero ya no se le da cauce, no se le da seguimiento a esa enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, se aplique en la vida pública; entonces una ausencia de formación inicial, permanente para que la DSI se haga vida en la vida pública.

Y otra causa que se mencionaba es: la falta de acompañamiento, eso se entiende por el primer defecto; si los tenemos en el interior, aquí clericalizados, no necesitamos acompañarlos en la vida pública por que los tenemos acá; necesitamos impulsarlos a la vida pública y luego hacerles un acompañamiento, allá en la vida pública; que se sientan apoyados, se sientan animados se sientan orientados y en un momento dado aconsejados, si quieren, pero intentamos clérigos y laicos que su misión está allá.

Y que sí, les demos una formación, un ánimo para que contribuyan con la misión permanente al interior de la Iglesia, pero la misión permanente también está más allá de esta Iglesia, también el mundo de la política de la economía, de la educación, del centro donde se toman las grandes decisiones, de la lucha de los grupos sociales, también allá hay misión y quehacer; y tal vez surja más la misión allá que aquí.

Esto que se habló en la reunión de la CELAM, se devolverá a toda la Iglesia de Latinoamérica y el Caribe, en propuestas, en líneas, en sugerencias concretas de acción, se los comparto para que estemos abiertos y para que vayamos asumiendo cada vez con más claridad que la vida laical es una potencia real para transformar el mundo.

Fíjense que en este último encuentro con el Papa, a raíz de este encuentro, me vino a mí como más claridad, respecto a lo que nos dijo en el encuentro con los obispos en la Catedral de México, me venía como una interrogante ¿pero a qué se está refiriendo el Papa cuando nos pide a nosotros los obispos que seamos más transparentes y que no hagamos acuerdos por debajo de la mesa? Me preguntaba, así honestamente, a ver, nos está invitando el Papa a que no realicemos algo que tenemos como práctica intraeclesial de arreglar las cosas así por debajo de la mesa?

El Papa dijo: es urgente que se supere en América Latina la práctica de la Iglesia, de arreglarse con los gobiernos, con acuerdos por debajo de la mesa. Le toca a los laicos, no a la jerarquía sentarse con los gobernantes y luego hacerles manita de puerco, para que cedan a ciertas presiones de la Iglesia. No, les toca a los laicos, corresponde a los laicos estar en esas fronteras, ensuciarse un poquito, enlodarse las manos y hasta equivocarse dicen, pero hay que correr el riesgo, que los laicos conscientes de su misión, cumplan en esos terrenos y que no siga la Iglesia como celebrando acuerdos, celebrando convenios así por debajo de la mesa; entonces ya me queda un poquito más claro a lo que se refiere el Santo Padre y siendo honestos, siendo humildes puedo decir que en muchos casos tiene razón, por lo que le toca a la Iglesia en México, necesitamos fomentar con esta fuerza, con esta presencia real de los laicos, pero que se haga eficaz en la transformación del mundo con los criterios del Evangelio.

Extracto de la Homília del Cardenal Jose Francisco Robles Ortega, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

 

 

Pastoral Educativa

CODIPE: COORDINACION DIOCESANA DE PASTORAL EDUCATIVA MISION: EVANGELIZAR EL MUNDO DE LA EDUCACION VALORES: UNIDAD,FRATERNIDAD,CARIDAD,SERVICIO

Los comentarios están cerrados