Ya llegaron las vacaciones…¿qué haras con tu corazon?

En estas vacaciones tal vez… haremos actividades diferentes, descansaremos, tal vez viajaremos a un lugar distinto, conoceremos personas haremos nuevos amigos… pero vamos a darnos cuenta que somos los mismos.. Luis, Pepe, Juan, Mary, Rosy, etc. Y nuestro corazón estará inquieto por compartir nuestra propia vida.

Recordemos, solo tienesque hacer algo importante…   escucha tu corazón. Dios siempre te habla en los aconteciemientos del diario vivir. Recuerda que tienes la oportunidad de reconocer la obra de Dios en ti.

En el tiempo…¿ya pensaste en cómo aprovecharlo? Por ejemplo viviendo en misericordia, ¿sabras que te queremos decir con esto?, vivir en misericordia es vivir a ejemplo de Jesús .

Misericordia quiere decir, la disposición a compadecerse de los sufrimientos de los demas y se manifiesta en amabilidad, asistencia al necesitado, especialmente de perdón y reconciliación. Es decir, tener un corazón como Jesús con los que te rodean, siempre habrá algo que hacer por los demás. Por ejemplo, en la practica de las obras de misericordia, Jesús nos refiere a ellas cuando  estuvo con sus apostoles: 

“Os aseguro que cuando lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”(Mt 25,40).

Es asi que tendremos la oportunidad de vivir a plenitud este mensaje y seremos dichosos por que Jesús mismo nos lo ha dicho.

“Bienaventurados los que son misericordiosos porque obtendran misericordia”

Esto nos da a entender que quienes compartimos, y damos de nosotros mismos seremos recompensados por Jesús y asi tendremos atento el corazón.

Repasemoslas un poco lo que la iglesia católica, nos propone vivir  a ejemplo de jesus y nos dice que son 14: 7 corporales y 7 espirituales

Las Siete Obras Corporales de Misericordia son:

a) Dar de comer al hambriento.

b) Dar de beber al sediento.

c) Vestir al desnudo.

d) Acoger al forastero.

e) Liberar al cautivo.

f) Visitar al enfermo.

g) Enterrar a los muertos.

Las Siete Obras Espirituales de Misericordia son:

a) Poner en el buen camino al pecador.

b) Enseñar al que no sabe.

c) Aconsejar bien a quien duda.

d) Consolar al triste.

e) Soportar pacientemente a quienes nos molestan.

f) Perdonar de corazón.

g) Orar por los vivos y los difuntos.

Te animamos a que tengas la misma experiencia de Jesús,  nunca te arrepentirás de buscar la felicidad, y de seguirla una vez encontrada. Vale la pena haberle abierto las puertas de nuestra vida a Cristo.

Porque es el modo de ser feliz haciendo felices a los demás. Abre tu corazón a la misericordia, a la vida, al amor.

Y repite con Agustín: “Nos hiciste, Señor para ti e inquieto estará nuestro corazón hasta que descanse en ti”.

ORACIÓN

Oh Jesús lleno de  amor.

En la sonrisa de un niño encontramos tú rostro, en la risa de un niño, escuchamos tú voz.

Ayúdanos a dejar tú presencia amorosa en las personas que pasan a nuestro lado y sufren.

Ayúdanos a que no nos gane el odio, ni el rencor, ni el pecado que no manchen nuestros corazones.

Que al contrario que solo en nuestro corazón encontremos tu presencia y asi bendecidos reflejemos en amor y alegría la grandeza que nos da el encontrarte cada día. Amén

 

Los comentarios están cerrados